El médico del Atlético de Madrid trata los problemas de rodilla del Papa Francisco: «Es un paciente muy tozudo»

El Jefe de los Servicios Médicos del Atlético de Madrid, el doctor José María Villalón, recibió una llamada este domingo desde el mismísimo Vaticano para atender al Papa Francisco por su dolencia en una rodilla. El Sumo Pontífice, de 85 años, ha sido visto en los últimos meses en silla de ruedas o con un bastón.El cuerpo médico del Vaticano está muy pendiente de la rodilla, que está afectada por la artrosis. El doctor Villalón, que trata a los futbolistas del Atlético de Madrid desde 1995, explicó a Cope que le solicitaron «mejorar su movilidad y detener su proceso artrítico» sin recurrir a la cirugía. «Tanto desde la Conferencia Episcopal como de la Nunciatura del Vaticano en España, nos solicitaron a un grupo de especialistas si podíamos ayudar al Papa, por la situación que está atravesando», aseguró.Este problema en la rodilla está afectando a otras partes del cuerpo del Pontífice. «A veces se empieza por una articulación con artrosis y otras articulares se deterioran porque se cargan más de la cuenta. Y está buscándose que eso no avance y que la cosa vaya a mejor», reconoció el doctor.Un paciente especial, pero tuzudoEl doctor Villalón describió al Papa Francisco como una persona con «gran personalidad, está muy bien, muy lúcido psicológicamente, es un hombre muy grato, afable simpático y le gusta el fútbol». En su faceta como paciente, es «muy majo y muy tozudo». Esto se debe a que no está dispuesto a someterse a ningún tipo de operación ni al uso de prótesis. «Hay propuestas quirúrgicas que no quiere. Hay que ofrecerle tratamientos más conservadores para que esté de acuerdo», aseguró el del Atleti.El traumatólogo reconoció que en la primera visita a su Santidad sitió nervios porque «es una responsabilidad de una figura mundial que tiene que estar en forma». El problema con el que se encontró fue que «no es un paciente normal por su gran actividad», ya que «posiblemente el Papa lo tenga más difícil por su agenda tan complicada», explicó.Aun así, Villalón es optimista. «Al Papa se le puede ayudar. Él nos ayuda a nosotros en todo lo demás, pero vamos a poder al menos asesorar a los médicos que estamos en el día a día con él».Lo único que espera el médico del Atlético de Madrid es volver al Vaticano para seguir tratando al Papa. «La primera visita fue una toma de contacto», comentó.Bautizó a Ángel CorreaVillalón aprovechó la ocasión para comentarle al Papa su cargo dentro del Atlético de Madrid, ya que Francisco es un gran aficionado al fútbol y a la Selección argentina. Por eso, le contó una historia relacionada con el delantero con el que comparte nacionalidad, Ángel Correa: «Le tiene mucho cariño. El Papa es forofo de San Lorenzo. Siendo el capellán del equipo, le confirmó, así que se tienen un cariño mutuo»Viajes cancelados por el dolorEl Papa Francisco canceló a principios del pasado mes de julio un viaje a Sudán del Sur por las dolencias en la rodilla. A finales de ese mismo mes, visitó Canadá, pero tuvo que ser trasladado en silla de ruedas y reconoció que ya no podía viajar como antes debido a la rodilla.El dolor se ha ido incrementando en los últimos meses. Y así se pudo ver durante su visita a Bahrein, ya que no pudo hacer su recorrido habitual para saludar a los periodistas en el vuelo papal desde Roma.

El médico del Atlético de Madrid trata los problemas de rodilla del Papa Francisco: «Es un paciente muy tozudo»

El Jefe de los Servicios Médicos del Atlético de Madrid, el doctor José María Villalón, recibió una llamada este domingo desde el mismísimo Vaticano para atender al Papa Francisco por su dolencia en una rodilla. El Sumo Pontífice, de 85 años, ha sido visto en los últimos meses en silla de ruedas o con un bastón.El cuerpo médico del Vaticano está muy pendiente de la rodilla, que está afectada por la artrosis. El doctor Villalón, que trata a los futbolistas del Atlético de Madrid desde 1995, explicó a Cope que le solicitaron "mejorar su movilidad y detener su proceso artrítico" sin recurrir a la cirugía. "Tanto desde la Conferencia Episcopal como de la Nunciatura del Vaticano en España, nos solicitaron a un grupo de especialistas si podíamos ayudar al Papa, por la situación que está atravesando", aseguró.Este problema en la rodilla está afectando a otras partes del cuerpo del Pontífice. "A veces se empieza por una articulación con artrosis y otras articulares se deterioran porque se cargan más de la cuenta. Y está buscándose que eso no avance y que la cosa vaya a mejor", reconoció el doctor.Un paciente especial, pero tuzudoEl doctor Villalón describió al Papa Francisco como una persona con "gran personalidad, está muy bien, muy lúcido psicológicamente, es un hombre muy grato, afable simpático y le gusta el fútbol". En su faceta como paciente, es "muy majo y muy tozudo". Esto se debe a que no está dispuesto a someterse a ningún tipo de operación ni al uso de prótesis. "Hay propuestas quirúrgicas que no quiere. Hay que ofrecerle tratamientos más conservadores para que esté de acuerdo", aseguró el del Atleti.El traumatólogo reconoció que en la primera visita a su Santidad sitió nervios porque "es una responsabilidad de una figura mundial que tiene que estar en forma". El problema con el que se encontró fue que "no es un paciente normal por su gran actividad", ya que "posiblemente el Papa lo tenga más difícil por su agenda tan complicada", explicó.Aun así, Villalón es optimista. "Al Papa se le puede ayudar. Él nos ayuda a nosotros en todo lo demás, pero vamos a poder al menos asesorar a los médicos que estamos en el día a día con él".Lo único que espera el médico del Atlético de Madrid es volver al Vaticano para seguir tratando al Papa. "La primera visita fue una toma de contacto", comentó.Bautizó a Ángel CorreaVillalón aprovechó la ocasión para comentarle al Papa su cargo dentro del Atlético de Madrid, ya que Francisco es un gran aficionado al fútbol y a la Selección argentina. Por eso, le contó una historia relacionada con el delantero con el que comparte nacionalidad, Ángel Correa: "Le tiene mucho cariño. El Papa es forofo de San Lorenzo. Siendo el capellán del equipo, le confirmó, así que se tienen un cariño mutuo"Viajes cancelados por el dolorEl Papa Francisco canceló a principios del pasado mes de julio un viaje a Sudán del Sur por las dolencias en la rodilla. A finales de ese mismo mes, visitó Canadá, pero tuvo que ser trasladado en silla de ruedas y reconoció que ya no podía viajar como antes debido a la rodilla.El dolor se ha ido incrementando en los últimos meses. Y así se pudo ver durante su visita a Bahrein, ya que no pudo hacer su recorrido habitual para saludar a los periodistas en el vuelo papal desde Roma.

[#item_full_content]

20MINUTOS.ES – Deportes

Deja una respuesta