La protesta de Alemania en el partido ante Japón que la FIFA no ha mostrado por televisión

La selección alemana ha protestado este miércoles antes de su debut en el Mundial de Qatar contra la amenaza de la FIFA de sanciones deportivas para los capitanes que luzcan el brazalete arcoíris con los colores del colectivo LGTBI durante los partidos de la Copa del Mundo en el país árabe, donde la homosexualidad está penada.Los futbolistas de la Mannschaft han decidido taparse la boca en la fotografía oficial de los onces del partido, en una imagen que no ha sido emitida por televisión ni compartida en las cuentas oficiales del Mundial.La cuenta oficial del combinado que dirige Hansi Flick ha emitido un comunicado junto a la instantánea en el que deja claro que era deseo de la federación alemana y de los jugadores llevar la banda «para defender los valores que tenemos en la selección alemana: la diversidad y el respeto mutuo».Por eso, «queríamos que se oyera nuestra voz» junto a la del resto de países que habían anunciado que llevarían el brazalete. Para ellos, «no se trataba de hacer una declaración política», porque consideran que «los derechos humanos no son negociables».Sin embargo, «todavía no es así», y esa es la razón por la que «este mensaje es tan importante para nosotros». «Negarnos el brazalete es lo mismo que negarnos la voz. Mantenemos nuestra posición», ha concluido.El presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB, por sus siglas en alemán, Bernd Neuendorf, apuntó este lunes que «desde mi punto de vista, se trata de una demostración de poder por parte de la FIFA», que supone «un acontecimiento sin precedentes en la historia de los Mundiales». Oliver Bierhoff, director de la DFB, fue más tajante y consideró que esta decisión «es muy parecida a la censura».Un día después, Steffen Simon, director de comunicación de la Federación Alemana, denunció que «fuimos sometidos a un chantaje extremo» por parte de la FIFA que les llevó a anunciar que no portarían el brazalete, aunque defendió que «no nos hemos arrodillado» ante la organización después de recibir un aluvión de críticas desde el país teutón por recular con la banda.Horas antes del encuentro ya se rumoreaba que el capitán alemán, Manuel Neuer, podría portar el brazalete ‘One Love’ aunque viese amarilla o recibiese una multa económica, que estaba dispuesto a abonar de su bolsillo, aunque finalmente el guardameta ha lucido el de ‘No Discriminación’ impuesto por la FIFA.Quien sí ha llevado la banda con los colores de la comunidad LGTBI ha sido la ministra Federal del Interior y Comunidad de Alemania, Nancy Faeser, que ha estado presente en el Estadio Internacional Khalifa para ver el encuentro.Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo el contenido gratis sobre el Mundial de Qatar 2022. Directos, estadísticas, videoanálisis, reportajes y toda la última hora.

La protesta de Alemania en el partido ante Japón que la FIFA no ha mostrado por televisión

La selección alemana ha protestado este miércoles antes de su debut en el Mundial de Qatar contra la amenaza de la FIFA de sanciones deportivas para los capitanes que luzcan el brazalete arcoíris con los colores del colectivo LGTBI durante los partidos de la Copa del Mundo en el país árabe, donde la homosexualidad está penada.Los futbolistas de la Mannschaft han decidido taparse la boca en la fotografía oficial de los onces del partido, en una imagen que no ha sido emitida por televisión ni compartida en las cuentas oficiales del Mundial.La cuenta oficial del combinado que dirige Hansi Flick ha emitido un comunicado junto a la instantánea en el que deja claro que era deseo de la federación alemana y de los jugadores llevar la banda "para defender los valores que tenemos en la selección alemana: la diversidad y el respeto mutuo".Por eso, "queríamos que se oyera nuestra voz" junto a la del resto de países que habían anunciado que llevarían el brazalete. Para ellos, "no se trataba de hacer una declaración política", porque consideran que "los derechos humanos no son negociables".Sin embargo, "todavía no es así", y esa es la razón por la que "este mensaje es tan importante para nosotros". "Negarnos el brazalete es lo mismo que negarnos la voz. Mantenemos nuestra posición", ha concluido.El presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB, por sus siglas en alemán, Bernd Neuendorf, apuntó este lunes que "desde mi punto de vista, se trata de una demostración de poder por parte de la FIFA", que supone "un acontecimiento sin precedentes en la historia de los Mundiales". Oliver Bierhoff, director de la DFB, fue más tajante y consideró que esta decisión "es muy parecida a la censura".Un día después, Steffen Simon, director de comunicación de la Federación Alemana, denunció que "fuimos sometidos a un chantaje extremo" por parte de la FIFA que les llevó a anunciar que no portarían el brazalete, aunque defendió que "no nos hemos arrodillado" ante la organización después de recibir un aluvión de críticas desde el país teutón por recular con la banda.Horas antes del encuentro ya se rumoreaba que el capitán alemán, Manuel Neuer, podría portar el brazalete 'One Love' aunque viese amarilla o recibiese una multa económica, que estaba dispuesto a abonar de su bolsillo, aunque finalmente el guardameta ha lucido el de 'No Discriminación' impuesto por la FIFA.Quien sí ha llevado la banda con los colores de la comunidad LGTBI ha sido la ministra Federal del Interior y Comunidad de Alemania, Nancy Faeser, que ha estado presente en el Estadio Internacional Khalifa para ver el encuentro.Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo el contenido gratis sobre el Mundial de Qatar 2022. Directos, estadísticas, videoanálisis, reportajes y toda la última hora.

[#item_full_content]

20MINUTOS.ES – Deportes

Deja una respuesta