Madrugadas de -50 °C: así es la vida en el pueblo habitado más frío del mundo

Los habitantes no necesitan nevera, dejan los alimentos en el hielo y se congelan rápidamente.

Madrugadas de -50 °C: así es la vida en el pueblo habitado más frío del mundo

Los habitantes no necesitan nevera, dejan los alimentos en el hielo y se congelan rápidamente.

[#item_full_content]

Deja una respuesta