Sonora pitada de la afición iraní y rechazo de los jugadores a cantar el himno como protesta ante la represión

No han tardado en estallar las reivindicaciones en el Mundial de Qatar de 2022, pues tras una primera jornada que apenas se salió de lo ‘protocolario’, el día 2 de la gran cita ha contado con dos sonados casos: la marcha atrás de las selecciones europeas decidiendo no enfrentarse a las sanciones por utilizar brazaletes de arcoíris y una fuerte protesta contra la represión ejercida por el gobierno iraní.La noticia de la amenaza de la FIFA a las selecciones que pretendían utilizar el brazalete en favor de los derechos LGTB abrió este lunes la actualidad del segundo día de la Copa del Mundo, y antes del primer pitido inicial del día llegó la segunda: una gran manifestación en la que aficionados y jugadores iraníes se unieron contra el régimen represivo de su país.Ocurrió en los instantes previos al inicio del choque entre Irán e Inglaterra, momento en el que gran parte de los hinchas ataviados con los colores del conjunto asiático -y portando muchos de ellos pancartas reivindicativas- respondieron al himno nacional de su país con silbidos y abucheos. En el campo les acompañaron los suyos, pues ninguno entonó la letra, como estaba previsto. Las protestas de jugadores y afición están dirigidas al régimen de Irán por el fallecimiento de Amini, la joven de 22 años que en septiembre fue detenida y maltratada por la policía por no respetar el código de vestimenta iraní al no llevar bien puesto el velo.Los jugadores de la Selección de Irán se han negado a cantar el himno nacional de la República Islámica como protesta contra el régimen que está discriminando, ejecutando y reprimiendo a las mujeres iranís.TREMENDO. pic.twitter.com/2fzscE7xCZ— Albert Ortega (@AlbertOrtegaES1) November 21, 2022 Su muerte, acompañado de la violencia a la que fue sometida y las reacciones del gobierno iraní, ha levantado las protestas de gran parte de la población. Esto ha llegado también al equipo de fútbol, como plataforma para que el pueblo iraní muestre sus frustraciones con el régimen.El entrenador de Irán, Carlos Queiroz, aseguró que sus jugadores «eran libres» de protestar si querían y así lo hicieron antes del pitido inicial del encuentro.

Sonora pitada de la afición iraní y rechazo de los jugadores a cantar el himno como protesta ante la represión

No han tardado en estallar las reivindicaciones en el Mundial de Qatar de 2022, pues tras una primera jornada que apenas se salió de lo 'protocolario', el día 2 de la gran cita ha contado con dos sonados casos: la marcha atrás de las selecciones europeas decidiendo no enfrentarse a las sanciones por utilizar brazaletes de arcoíris y una fuerte protesta contra la represión ejercida por el gobierno iraní.La noticia de la amenaza de la FIFA a las selecciones que pretendían utilizar el brazalete en favor de los derechos LGTB abrió este lunes la actualidad del segundo día de la Copa del Mundo, y antes del primer pitido inicial del día llegó la segunda: una gran manifestación en la que aficionados y jugadores iraníes se unieron contra el régimen represivo de su país.Ocurrió en los instantes previos al inicio del choque entre Irán e Inglaterra, momento en el que gran parte de los hinchas ataviados con los colores del conjunto asiático -y portando muchos de ellos pancartas reivindicativas- respondieron al himno nacional de su país con silbidos y abucheos. En el campo les acompañaron los suyos, pues ninguno entonó la letra, como estaba previsto. Las protestas de jugadores y afición están dirigidas al régimen de Irán por el fallecimiento de Amini, la joven de 22 años que en septiembre fue detenida y maltratada por la policía por no respetar el código de vestimenta iraní al no llevar bien puesto el velo.Los jugadores de la Selección de Irán se han negado a cantar el himno nacional de la República Islámica como protesta contra el régimen que está discriminando, ejecutando y reprimiendo a las mujeres iranís.TREMENDO. pic.twitter.com/2fzscE7xCZ— Albert Ortega (@AlbertOrtegaES1) November 21, 2022 Su muerte, acompañado de la violencia a la que fue sometida y las reacciones del gobierno iraní, ha levantado las protestas de gran parte de la población. Esto ha llegado también al equipo de fútbol, como plataforma para que el pueblo iraní muestre sus frustraciones con el régimen.El entrenador de Irán, Carlos Queiroz, aseguró que sus jugadores "eran libres" de protestar si querían y así lo hicieron antes del pitido inicial del encuentro.

[#item_full_content]

20MINUTOS.ES – Deportes

Deja una respuesta